jueves, 30 de noviembre de 2017

El Amor - Creador de Luz - Kryon

Canalización de Kryon por Lee Carroll
Calgary, Canadá, 25 de noviembre de 2017

El Amor - Kryon vuelve sobre el concepto
 Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Quiero continuar desde donde dejamos antes. Están en un salón que contiene mucho más que lo que piensan. Está lleno de aquellos que los acompañan y a los que llamamos esotéricos. También les hemos dicho que llegará un día en que los inventos empezarán a permitirles ver cosas inesperadas y la ciencia tendrá que reescribir la definición de la vida. Empezarán a entender que en multidimensiones hay reacciones; reacciones que solo pueden considerarse inteligentes. No cosas de otro mundo; aquí mismo, en este planeta. Y se darán cuenta de que, en algún nivel, verdaderamente no están solos, que hay más aquí que lo que jamás pensaron.
Los inventos de que hablo serán de Física, y les permitirán ver cosas que son parcialmente cuánticas. Y eso luego conducirá a otros inventos y a más descubrimientos. Así son las cosas, queridos, porque esto es la evolución del conocimiento. El tipo de cosas que se les presentarán, que ustedes estudian y saben ahora mismo que son reales y verdaderas.
Quiero hablar de algo que es muy cercano a mí. Ya les dije antes que Kryon no es una entidad; la palabra designa a un grupo de energías que les habla regularmente y tiene el mismo mensaje desde el otro lado del velo. Entender esto es muy difícil para los seres humanos, incluso para aquellos de ustedes que dicen que lo entienden; todavía es algo que no está en su realidad y ustedes asumen cosas al respecto. Hablo a través de mi socio porque esa es la manera en que el Espíritu habla a los humanos y siempre lo ha sido. Todas las escrituras han sido así, todas escritas por humanos, presentadas por humanos para que ustedes entendieran que es una combinación y asociación, y así es. La asociación es el Dios interior. De modo que podrían decir que represento una pieza de ustedes, y podrían sentirlo, resonar con ello, reconocerlo. Por eso lo aceptan como lo hacen.
Quiero hablar sobre algo; quiero hacer una paráfrasis de un verso de las escrituras que ustedes llaman la Biblia. Una parte de la Biblia que es nueva, no vieja, por un apóstol; algunos de ustedes pueden reconocerla, otros no. Es una paráfrasis total y completa, aquí está. "Puedo ser famoso, puedo ser un rey, puedo estar al mando de un país, puedo incluso ser un Faraón, pero si no tengo amor, solo hago ruido en el viento, y cuando me haya ido no quedará registro de nada."
Esta escritura habla del poder del amor; lo hace de una manera que ustedes no esperarían; muy adelantada para su época. El que la escribió realmente sentía en sus células el amor de Dios de una manera que solo puede ser divina;  nada que haya podido generar como ser humano. Se podría decir que estaba en llamas por  Dios; amaba aquello que sentía y era uno con todas las cosas. Él sabía quién era, pero realmente, de veras sabía sobre el amor.
¿Cuál es tu percepción del amor? Quiero en esta discusión repasar algunas cosas que he dicho antes. El amor no es comprendido, y en tu lenguaje tienes solo una palabra para él. No es comprendido, porque el amor es muchas cosas, porque para ustedes suele representar muchas condiciones, muchos parámetros.  En algunos idiomas tienen hasta 13 palabras para el amor, porque el amor puede ser muchas cosas. Puede ser el amor por tu hijo, por tus padres, por tu pareja; ¡el amor por tus amigos, el amor por tu mascota! El amor que tienes por la Tierra, por Gaia, por los árboles. Acabo de nombrarles muchas clases de amor. Y luego está el amor casual, ese "Amo que suceda esto". "Amo el helado." (se ríe)  "¡Amo la vida!"  Hay tantas clases diferentes en el uso de la palabra amor.
De modo que en esta pequeña discusión que ahora tenemos, trataremos de definir en primer lugar que es casi indefinible.  ¿Sabían que el amor es una forma de consciencia? No es una emoción. Ya llegaré a eso. Es una forma de consciencia y nadie sabe qué es. Pueden medir los efectos del amor, y son grandes. Pueden medir los efectos de la ira, y son grandes en cuanto a lo que hacen en su química. Pero el amor afecta no sólo a la química: el amor afecta a la parte individual del ADN. El amor es individual, célula por célula, no desencadena la reacción de una hormona ni algún tipo de sustancia química que pueda crear algo en su cuerpo. No funciona de ese modo, no realmente; afecta a todas las células incluso hasta el ADN.
Realmente no es comprendido, no es definible, ningún biólogo sabe qué es. No puede ser definido porque es un misterio. En tanto la ira o  la depresión no lo son, el amor sí lo es, porque está casi fuera del cuerpo. Un hombre o una mujer que están enamorados se vuelven temporariamente locos (se ríe).  Dejan de comer, empiezan a mirar a la pared y suspirar mucho; empiezan a imaginar. ¿Qué es eso? Es un estado de consciencia que literalmente se adueña de su estructura celular por un tiempo.
Más tarde, de un modo más maduro, se establece en ustedes de modo tan elegante que los calma, incluso les da una vida más larga. Entra en las células de su cuerpo de un modo que no lo hace la ira ni la depresión. No es una emoción.
Puede ser medido - y lo ha sido - una y otra vez y todavía no se lo puede definir realmente; no el tipo de amor del que hablamos. Un amor que está mucho más allá que el amor de la madre por su hijo - y eso es mucho. Es el amor del Creador; el amor que el Creador tiene por ustedes. Inefable, porque no puede definirse; inefable porque está fuera del reino de su entendimiento, y en un momento hablaremos de esto: realmente no es de este mundo. Y ustedes saben eso. No es el amor de un humano por un animal ni de un humano por un árbol; es un tipo diferente de amor, completa y totalmente diferente.
Lo definiremos como aquello que ustedes pueden experimentar profundamente cuando piensan en la asociación del Creador con ustedes. Es la mejor explicación que podemos dar, y eso es lo que queremos discutir. Hay mucho que quisiéramos contarles sobre el amor. Queridos, viene de Dios, del otro lado, del Espíritu, del Creador, cualquiera sea el nombre que tengan para aquello que los creó a ustedes y a todo lo que está aquí, para aquello que vive dentro de ustedes y es del otro lado del velo. Y está cambiando.
La energía en el planeta empieza a crear tipos diferentes de patrones. El campo magnético mismo, que ustedes tienen, que lo hemos ajustado, permite diferentes patrones; se relaciona con la consciencia.  Allí está la clave que mi socio ha enseñado todo este día; que el magnetismo del planeta, ese campo en que ustedes viven, que tiene propósitos para la vida, que ustedes lo necesitan para la vida, ese campo magnético está relacionado con lo que ustedes piensan; la consciencia. Por lo tanto, como la consciencia está relacionada con la Física del magnetismo, y el magnetismo es ese campo magnético del planeta en que todos ustedes están,  ustedes pueden afectar a la humanidad entera en la consciencia con lo que ustedes inician y lo que sienten. Y la clave es el amor. El amor del otro lado del velo, que viene con ustedes, con el Yo Superior dentro de ustedes, y por la pineal, entra en ustedes. De ese amor hablamos. Viene del otro lado del velo. Ustedes ya sabían eso. Es por eso que parece tan "de otro mundo", parece que no es una emoción, y la prueba de eso es muy obvia: con el amor ustedes reciben celebración, alegría, y risas. Les hemos dicho que el humor es una de las pocas cosas que pasa libremente a través del velo, cuando llegan; que el niño interior que ustedes tienen, cuando recuerdan riendo quiénes han sido, disfrutando, con risitas, es tan divino. Es un sentimiento tan divino este, más que una emoción, es un paradigma que ustedes tienen y es sagrado.
Quiero mostrarles algo: la risa y la alegría son adictivas, y son contagiosas. Casi como contagiarse algo del aire. Y esto ha sido probado científicamente una y otra vez.  Si un número de personas se juntan, por ejemplo en un tren, y uno empieza a reírse, después de un rato se vuelve contagioso, y si sigue con lo mismo, todo el vagón estará riéndose. ¡Y no tendrán idea de por qué! (se ríe) No es una emoción; es una energía, y es una energía hermosa y sagrada, y la risa es algo que llega muy libremente cuando te libras del miedo y de esas cosas que crean oscuridad. ¡Esa risa que está allí es infecciosa! Es más que algunas de las otras cosas que hacen los humanos que también se parecen: un bostezo, muchos bostezos (se ríe).  No es así; es hermoso. No es una emoción. Y ustedes lo saben.
Ahora bien, les pregunto: ¿es así con el miedo? ¿Es así con la depresión? ¿Apenas pueden esperar para estar con la persona deprimida? ¡No!  Cuando alguien está enojado, ustedes pueden sentirlo, es una emoción. Casi tiene un campo a su alrededor, y lo que ustedes quieren hacer es alejarse lo más pronto posible. Dos personas están peleando, ustedes se van. Pueden sentir la disfunción y los pone incómodos. Pero cuando hay un grupo riéndose, ustedes quieren acercarse y saber de  qué se ríen. Quieren reír con ellos, estar alegres con ellos. Queridos, esto es del otro lado del velo, esto es luz. ¡Esto es luz!  No se puede categorizar como algo que el ser humano hace naturalmente que es solo emoción. Viene del otro lado del velo y tiene energía que no pueden definir.
¿Cómo se sienten respecto a esto? Ahora les digo por qué: el amor es cuántico. Esta palabra está demasiado usada, y se la doy porque ustedes la usan. No es exacta.  Les digo la verdad: el amor es multidimensional. Existe en esas dimensiones que ustedes no quieren reconocer; ustedes están aquí. Ocurre en un área no lineal. Y es muy difícil de definir. Está fuera de la definición de probabilidades y posibilidades de que lo entienda un ser humano en este punto del tiempo. Está tan lejos por encima de quiénes son y de lo que pueden percibir, que ni siquiera puedo empezar a darles una respuesta sobre qué es, o de dónde vino, o por qué.
Es así: yo doy libremente ejemplos de multidimensionalidad, para que puedan entender lo que no saben, o lo que no pueden calcular, o aquello para lo que no tienen respuesta porque está más allá de lo que saben. Aquí va una pregunta, una pregunta lógica: ¿Cuán larga es una cuerda? Y ustedes me van a decir, "Bueno, no puedo contestar."  Y ¿por qué no? ¡Es una pregunta sencilla! Y me dicen, "Porque tendríamos que saber más sobre la cuerda"  No, no lo necesitan. Les estoy preguntando  su longitud. "Bueno, para hacerlo tendríamos que saber más sobre la cuerda, desde dónde va hasta dónde, si es de ciudad a ciudad, o si va de un cuarto a otro, o de una mesa a otra, y entonces podremos decir cuán larga es la cuerda" Y yo diré: no es aceptable; quiero la respuesta, ¿cuán larga es la cuerda?  Y me dicen: "no lo sé, no puedo decirte."
¿Qué tal si ponemos la cuerda atando los extremos y ahora es un círculo? ¿Cuán larga es la cuerda? (risa pícara). Y me dicen: "Ahora estamos en problemas, porque la cuerda es infinitamente larga" Dicen que la cuerda es para siempre.  Y sí, sigue para siempre pero es la misma cuerda y es bastante pequeña. "¿Cómo puede seguir para siempre, si está en un círculo y es bastante pequeña, está sobre la mesa? ¿Puedes explicar el tamaño infinito de la cuerda, cuando es sencillamente algo puesto sobre la mesa en un círculo?"  Y me dirás, "Vete, chico. No me hagas más preguntas raras."
Así es el amor. Ustedes no lo entienden. Y en esta Física está cambiando; el amor empieza a cambiar. Porque los atributos del amor son la compasión, la alegría y la celebración, y eso crea luz. La luz empieza a aumentar en el planeta, y parte de ese aumento está en el entendimiento del amor. Cuanto más compasivo puedes ser con otro ser humano, más amor se distribuye y se produce en el planeta. "Un momento, Kryon, acabas de decir algo que no entiendo. Dijiste que el amor se produce y distribuye en el planeta. Ahora bien, ¿eso no es solo entre nosotros dos? yo siento compasión por esta persona. Tal vez esa persona me hizo enojar en el pasado pero ahora veo a Dios en su interior, y tengo compasión para ella, no tengo tristeza, tengo compasión porque está conmigo en un planeta donde ambos tenemos a Dios adentro. Eso es mi compasión por ella. Pero es entre nosotros."  Y yo te digo, ¡Oh, no, no lo es, porque tú no sabes lo que yo sé! Si supieras lo que verdaderamente es el amor, entenderías que en esa compasión que tienes por alguien, acabas de generar más amor. "Bueno, y ¿a dónde va?"  La respuesta es sí. ¿Cuán larga es la cuerda, amigo mío? El amor que se genera se vuelve luz, y esa luz está en todas partes al mismo tiempo, tanto contigo como del otro lado del mundo. 
Estás con una persona y de pronto... Una persona que no te importa,  y que la juzgas, y de pronto hay un chasquido y dices, "Veo la unidad en ella, estamos juntos en este planeta, ambos amados por Dios, ¿no es hermoso?" Y tienes un momento de compasión, y te digo que acaba de aumentar la luz en el planeta. Eso es multidimensionalidad; una realidad que no entiendes, con reglas que no conoces, que puede estar en todas partes al mismo tiempo, igual que Dios. Y la estás creando.  Por lo tanto, el amor se convierte en un instrumento para la creación de luz. El amor que ustedes tienen viene del otro lado del velo; ¡por supuesto que sería un instrumento! Pero en la nueva energía, en la que hay más luz apareciendo que oscuridad, ustedes empiezan a tener un lecho de creación que nunca tuvieron antes; armonía con El Campo que nunca tuvieron antes; benevolencia que nunca tuvieron antes. ¡Confluencias de energías que nunca tuvieron antes! Y por supuesto, coherencia - que nunca tuvieron antes.  Esta es la noticia. Y hay más, ¡hay mucho más!
Entonces déjenme cerrar con esto; quiero decirles algo que puede ser sobrecogedor para ustedes, sobrecogedor. No importa quién eres, quién esté escuchando en este momento, llegará un día en que harás una transición. Todos ustedes. En su camino de regreso, para continuar en el ciclo y el círculo de vida en que están, llevando sabiduría que han aprendido por primera vez y que podrán compartir en una nueva vida, con un akash evolucionado con que recordarán quiénes son a tal grado que recordarán lo que es hermoso y precioso. La recordación va a crear equilibrio en lugar de desequilibrio; no tendrán las disfunciones que hoy tienen. La  enfermedad  no los atacará, porque ustedes están en una nueva energía en la que no puede  sobrevivir.
Pero cuando hagan su transición, los que los rodean tendrán esta linealidad  de decir, "Allá se va una persona amorosa y compasiva, ¡qué triste!" Como si el amor y la compasión se hubieran enterrado en el suelo y ya no estuvieran allí. Ustedes asumen que la persona, y  la luz y todo lo que fue, y la compasión que tenía y el amor que tenía por todos los demás simplemente se detenían cuando se iba, y ustedes no saben. ¡No saben! Que todo lo que hizo permanece allí en el planeta.  Déjenme preguntarles: ese gurú que tal vez han celebrado y han seguido su vida, el Maestro, el monje, la monja, los dedicados al amor, cuando murieron, ¿qué pasó? Por alguna razón extraña y desconocida, ¡su amor continúa! ¿Lo notaron?  Y ustedes pueden visitar donde ellos estuvieron, o donde hacían reuniones, ¡y todo lo que sienten allí es amor! ¿Qué es eso? Les diré: es una impronta, en esta rejilla, en este planeta, ¡que permanece! Como la que ustedes crean ahora mismo con la compasión y el amor que tienen para otros. Cuanto más se genera, cuanto más puro es, cuanto más elegante y maduro se vuelve, su pureza permanece aquí, ¡permanece aquí!
Algún día ustedes harán funerales hermosos y elegantes. Por el momento, no lo son. Hacen lo que pueden; se reúnen y celebran quien ha sido la persona,  y lloran y están tristes porque su cuerpo se ha ido.  Algún día superarán eso. Celebrarán lo que esa persona ha creado y que todavía está aquí, y el amor y lo que hizo en el planeta que afectó a todas las cosas, y cantarán canciones alegres, canciones que cantaron como celebración cuando sus hijos empezaban a caminar, porque saben que la persona volverá, como niño. Porque va a experimentar eso que creó y que dejó, va a nacer en un mundo que tiene más amor que el que había vivido originalmente. Y a ese funeral le pondrán un nombre, no sé todavía cuál será; un tipo diferente de adiós, que no es un adiós en absoluto sino una transición, un reconocimiento, una madurez, que ustedes aún no tienen. Más que una celebración de la vida,  es un evento verdadero que dice gracias, gracias, y cuando vuelvas puede que no sepamos quién eres, pero te agradecemos por anticipado por que volverás. Hacia eso se dirigen.
Algún día estas cosas que hoy son tristes ya no lo serán, y ustedes también reconocerán que aquellos a quienes amaron y perdieron todavía están aquí. Y que tuvieron influencia sobre el planeta, la mejor que pudieron. Ellos todavía... todavía están en todas partes, algunos realmente ya volvieron, para poder sentir la energía como niños, y recordar quiénes fueron, y continuar el proceso del amor de Dios.
Y así es.
Kryon
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro